Los clientes eligen un restaurante por su gastronomía pero también por su atmósfera y es aquí, en el ambiente final que desprende el espacio, donde la iluminación juega su papel crucial y definitivo de un local para crear más que un comensal feliz, una recomendación futura a sus instalaciones. Indiferentemente del espacio de un restaurante, bar o café, las limitantes para decorarlos o remodelarlos, es importantísimo entender que Jugando con las múltiples posibilidades que ofrece la iluminación puedes transmitir la atmósfera que le dé identidad a tu local.

Conseguir la iluminación perfecta en bares y restaurantes radica en esa palabra ya nombrada: “atmósfera” y se le suma la división de zonas. La luz adecuada proporciona un ámbito tenue y privado en las mesas y zonas de asientos. Los pasillos y zonas de servicio deben estar más iluminados. La luz debe ser lo suficientemente luminosa para permitir a los comensales leer sus menús confortablemente sin perder ese ambiente íntimo y privado.

Sin más, compartimos 4 claves para iluminar con éxito un local de tipo restaurant/bar

1.    Define el ambiente con la luz: personalidad

Antes de empezar un proyecto de interiorismo para un bar o un restaurante debes tener muy clara la atmósfera final que buscas para tu local. Interiorismo e iluminación deben actuar como un todo y la luz debe integrarse en el espacio complementando el diseño.

Si tienes un espacio que funcionará como restaurante de día y bar de noche, apoyate de la luz natural en el día; ten dos tipos de luces, generales y focalizadas que puedas apagar y encender mediante cae la noche.

Es importante entender que la clave del éxito en un restaurante es el confort de quienes lo visitan, evita ubicar puntos de luz que iluminen directamente el rostro de las personas ya que esto, aparte del efecto molesto del deslumbramiento, no favorecerá a su aspecto si se miran a un espejo. La luz tiene que ser sutil, suave y un poco cálida para fomentar una experiencia agradable a tus clientes y hacer que se sientan cómodos y a gusto con el espacio y con ellos mismos.

2.    Tonalidades de color

La tonalidad de luz es clave y genera siempre dudas. Esta se determina mediante la temperatura de color y la unidad de medida son los Kelvin (K). Como más alta es la temperatura mayor es la sensación de tonalidad fría y viceversa, como más baja, más cálida. Una temperatura de color de 4000K se considera una luz muy similar a la luz natural de día.

En la decoración de bares y restaurantes, se recomienda optar por una luz natural de 4000K para ambientes de día, luminosos y frescos o por una iluminación cálida en 3000K para ambientes de noche, íntimos y relajados.

Esta es una tabla de grados Kelvin que indica la temperatura de color de la luz:

3.    Cada función del espacio conlleva una iluminación

Elegir un tipo de iluminación para cada zona te ayudará a crear diferentes ambientes en función del uso que quieras dar a cada espacio. Así que tenemos estos consejos básicos:

  • Mesas: iluminación focal con un haz de luz que cubra la mesa desde el centro. Con una distancia mínima de 70 cm entre lámpara y mesa. Ideal para bares o restaurantes que quieren crear una atmósfera íntima.

  • Zonas comunes: De tratarse de un bar o restaurant muy íntimo, la retroiluminación o la luz focalizada decorativa es la clave, como una luz guía. Si se desea un espacio luminoso y de atmósfera fresca, buscaremos una iluminación más general. A estos detalles, es importante ubicar estratégicamente lámparas decorativas que destacan la personalidad del establecimiento.
  • Cocina: En zonas de trabajo siempre aconsejamos una luz natural de día (4000k) que favorece el trabajo y genera, en este caso al cocinero, sensación de bienestar. Luminarias con un CRI superior a 80 para no distorsionar el color natural de los alimentos.

  • Barra: Aquí la iluminación debe potenciar este ambiente. Se debe iluminar la superficie de la barra con luz puntual dirigida mediante focos o lámparas suspendidas. Además se puede enmarcar el espacio con iluminación lineal.

Un detalle que destaca esta zona está en iluminar vitrinas, estantes o mostradores de bebidas o alimentos. Para iluminar botellas se ve muy bien utilizar retro iluminación; para botellas de vino, se puede iluminar desde la parte superior trasera para conseguir que la luz se filtre a través de la botella.

4.    Diseño de las lámparas, el toque final

Al tener una óptima distribución de puntos de luz, se debe definir el estilo de las luminarias de diseño que serán el foco principal.

Algunas de las tendencias que dominan el sector de la decoración de bares y restaurantes son la Clásico Chic, la Industrial y la Minimalista.

Esperamos pueda ser útil estos sencillos para lograr el  diseño de iluminación deseado que le de personalidad al espacio.

Bibliografía

dromliving.com | Decoración de bares: 4 claves para una buena iluminación. (2017). Dromliving.com. Revisado 02 abril 2017, fuente: http://www.dromliving.com/decoracion-de-bares-iluminacion/